Noticias

La Fábrica de Renca, es un espacio de innovación y activación ciudadana, impulsado por la Corporación Renca Crece y la Municipalidad de Renca, que busca resolver desafíos locales a través de proyectos de innovación y emprendimientos sociales, que busca provocar, crear, fortalecer y posicionar el ecosistema de innovación y emprendimiento de la comunidad de Renca.

De forma casual pero muy afortunada, La Fábrica busca alcanzar objetivos muy parecidos a los del Programa Institucional de Innovación Innova UTEM, lo que permite a las dos entidades trabajar de forma colaborativa intentando alcanzar la Innovación social, vinculando desafíos de innovación y emprendedores de Renca. 

Las instituciones buscan propiciar la participación ciudadana, impulsando proyectos de innovación social para resolver desafíos comunales, y por último, ambas buscan entregar formación y capacidades, creando laboratorios de innovación con comunidades educativas de los 14 establecimientos de la comuna.

Ambas partes trabajan en la implementación de un plan de colaboración en  conjunto  para trabajar en La Fábrica. La idea es que UTEM a través de Innova UTEM y su proyecto Hub de Innovación implemente un Laboratorio de Fabricación Digital y un programa de acciones que permita que UTEM despliegue capacidades de Innovación y emprendimiento en La Fábrica de Renca.

“Será una alianza muy fructífera y buena en su calidad, ya que estamos ambos trabajando seriamente para que todo funcione y hay una gran voluntad de por medio. Nosotros como fábrica disponemos de la infraestructura para desarrollar el proyecto pero el Hub de Innovación RM de Innova UTEM pondrá toda la parte de Laboratorio de innovación con su maquinaria y esto será solo el inicio, después viene la parte de inculcar la cultura de innovación en la comunidad con diferentes talleres, charlas, cursos, etc..” Señala Mario Orellana, Coordinador de Innovación de La Fábrica

Se espera que el proyecto esté listo para finales de Septiembre 2020, siempre y cuando las condiciones de salubridad lo permitan.

Innovación Social

Sobre la metodología de innovación social, en que la academia busca influir y acercarse para impactar positivamente en un territorio a través de una municipalidad, Mario dice que “ya era hora de consolidarlo y aterrizarlo porque la academia tiene una responsabilidad muy grande en cuanto a la innovación social, sobretodo en la conceptualización de los procesos de innovación, porque si bien la innovación social en el territorio es más por intuición se da por una necesidad de resolver un problema, sería muy interesante e importante que todas las acciones queden sistematizadas. De este modo, después estos mismos procesos y acciones se podrían replicar en otras ideas y proyectos. Para eso el territorio tiene toda la iniciativa puesta para que esto funcione pero la academia tiene mucho que aportar”.

“Que sea a través de un municipio me parece mucho mejor todavía, en Renca el Alcalde Claudio Castro ha sido impulsor de estas alianzas, porque así hacemos sinergia entre todos, por un lado el Estado, con la municipalidad como representante, por otro la academia, que forma parte de una elite del conocimiento, en otro punto está la empresa privada y el territorio. Así ya tenemos actores fundamentales para que surja la innovación social, crezca  y genere reales y concretas soluciones a las problemáticas de las comunidades. Es una situación favorable y positiva que requiere de responsabilidad de todos, estoy muy feliz de que se esté dando finalmente”.

Innova UTEM está empeñada en alcanzar el éxito en esta alianza porque como señala Mario, es una alianza muy positiva y muy esperanzadora para todos. Se deberá trabajar duro pero aparece una gran posibilidad de generar un ecosistema muy interesante, ya que La Fábrica busca aliarse con más entidades educativas como Inacap y Universidad Adolfo Ibañez, y de pronto la Fábrica será un potente equipo de 4 o más entidades, que compartirán recursos y conocimiento entre sí y entre otros actores que se podrán ir incorporando al proyecto. “Me parece muy saludable para la innovación social y responde a un pleno sentido de la colaboración y eso justamente es lo que estamos buscando: la colaboración como eje central del trabajo” comenta Mario.

Para UTEM este proyecto es una gran oportunidad para que estudiantes y académicos de la institución puedan trabajar en el territorio, identificando desafíos reales de innovación y emprendimiento en conjunto con las comunidades.

La Fábrica, no cabe duda que será un inmenso aporte a la comuna de Renca. En un análisis hecho por Criteria con foco en la brecha digital que existe en Chile, queda en evidencia lo que antes de la pandemia no era tan evidente para todos. Al ver la distribución de acceso a internet en los diferentes segmentos socioeconómicos de la población se evidencia la gran brecha. En el segmento ABC1 el 75% tiene acceso a internet pagado, en el grupo C2 C3 un 46% tiene acceso a internet pagado y en el grupo D-E la cifra es bastante menor, donde un 24% tiene acceso. En el contexto actual de la crisis del coronavirus, el teletrabajo y la educación online es la única alternativa que queda, sin embargo, debido a la importante brecha que existe en Chile, los segmentos de menores ingresos de la sociedad están quedando rezagados. En cuanto a este tema, Mario tiene muy clara su opinión, dice que “en Chile existe una brecha tecnológica, y en especial en Renca”. En Renca hay un alto porcentaje de poblaciones sin conectividad, consideradas zonas rojas, lo que nos significa un desafío mayor a la hora de desarrollar un proyecto tecnológico. “Se ha hecho visible la brecha tecnológica en este tiempo de crisis por la pandemia, donde muchos estudiantes de Renca no han podido continuar sus estudios por estos problemas de conectividad o reuniones, talleres, conversatorios, seminarios que se dan en la comuna, los pobladores  no han podido participar dado este mismo problema. Esto nos demostró la gran brecha que tenemos en la comuna por lo tanto, debemos trabajar mucho para disminuir este mal” Comenta Mario, pero no piensan darse por vencidos en la comuna, 

“Estamos ahí como sea buscando con diferentes empresas de telecomunicaciones, viendo cómo podemos iluminar los lugares, como alfabetizar a la gente. Tenemos un proyecto para mujeres dueñas de casa para que tengan los conocimientos básicos de distintos softwares tan esenciales como las aplicaciones de Microsoft Office, el email. También tenemos en la mira un proyecto que busca generar capacidades de oratoria y comunicación para las mujeres de la comuna, luego de programación para que puedan integrarse a alguna empresa como trabajadoras. Tenemos ideas de integrar la tecnología con los alumnos de los colegios de Renca. El trabajo que haremos en conjunto con Innova utem responde a acortar esta brecha tecnológica, integrando tecnologías de fabricación digital, que hoy son fundamentales. En Chile, los conocimientos de tecnología parecieran ser un consumo de lujo más que una necesidad básica. Nosotros creemos que son una necesidad vital, esperamos poder ir solucionando esto en nuestra comuna. Intentando encontrar empresas e instituciones con las que podamos colaborar para iluminar las zonas, generar proyectos innovadores, integrar wifi a las poblaciones, etc..” 

Está claro que los organismos públicos están creando sinergia y colaborando para crear un entorno más social e inclusivo, y la innovación permite acelerar y dar calidad a estos procesos acercando la tecnología y democratizando su acceso. El proyecto La Fábrica Renca es prueba de ello.